¿Es Frankfurt una feria para escritores?


1
Llevo años pensando si la Feria del Libro de Frankfurt, el mega encuentro profesional dedicado a la compra y venta de derechos de autor, es un evento al que los escritores tengan que asistir. Los ciudadanos de Frankfurt, que tienen un fin de semana para poder entrar, no demuestran demasiado entusiasmo, al contrario de lo que sucede en las ferias destinadas a los lectores, como Madrid, Guadalajara, Bogotá, Lima o Buenos Aires. En Alemania, los libros se compran en las librerías.

Hace 35 años que cada mes de octubre voy a esta feria, en la que se trabaja mucho, se come y se duerme mal y caro. Entiendo que Paulo Coelho vaya siempre, porque cada año sus 40 o 50 editores de todos los países le ofrecen una cena de homenaje: el escritor que más libros ha vendido en el mundo tiene allí un lugar y un reconocimiento indiscutible. Entiendo –porque es parte del negocio- que algunos años el agente Andrew Wylie lleve a un cliente famoso para promoverlo, como aquella vez que lo vi con Henry Kissinger, para quien organizó una cena con los presidentes de las editoriales más poderosas del mundo. Seguramente después de que quien fuera el poderoso secretario de estado de Nixon hiciera el brindis y se retirara a sus aposentos, todos los invitados contrataron sus memorias.

2Aunque siempre observé con atención la visita de los autores, no pude llegar a una conclusión, hasta que un escritor literario y lúcido como José Saramago, que asistió durante varios años aunque no necesitaba editores porque siguió siempre con los que ya tenía, me ayudó a encontrar respuesta a mis dudas. Una vez me lo encontré en una cola para un café: “Guillherme ¿me acompañas a tomar un poco de aire afuera? Por supuesto que abandoné con él la cola del espresso para salir al aire libre, y descubrir que afuera ¡brillaba el sol!

A él le debo la siguiente divagación: en Buenos Aires hay un lujoso centro comercial llamado Patio Bullrich, en un barrio turístico que alguna vez fue de la clase alta. Es una construcción que durante cien años albergó una casa de venta de ganado, de cuyo fundador mantuvo el nombre. Era el lugar donde cada mañana los camiones descargaban vacas, que al día siguiente estarían –en otro formato— en las carnicerías. Allí estaban desde temprano los dueños de las vacas en una galería superior, mientras que moviéndose entre el ganado, con botas altas, los mayoristas revisaban la calidad de los animales, decidiendo cuáles comprarían cuando comenzara la subasta. Algo similar a las lonjas de pescado en España. (Recordar que Argentina, hasta finales del siglo pasado, fue un país ganadero).

Aunque preferiría que no fuera así, no puedo dejar de acordarme del Patio Bullrich cada vez que un autor me pregunta si vale la pena ir a la feria de Frankfurt. Como un vendaval, se me aparecen las imágenes que solo conocí por fotos de época, de aquellas vacas que habían viajado estresadas toda la noche desde los campos de crianza, amontonadas en ese patio sin comer ni beber, mientras las miraban para ver cuánto pagar por ellas. Afuera esperaban los mismos camiones de transporte que las habían traído, y que esa misma tarde las llevarían al matadero.

Estas divagaciones, surgidas gracias a Saramago, vienen a cuento porque fue él quien aquella vez, viendo que en la feria ni siquiera nos habíamos dado cuenta de que afuera brillaba el sol, dijo que se sentía como “una vaca visitando el matadero”.
Unos años después, ya Nobel pero siempre el mismo hombre cariñoso y discreto, lo encontré otra vez en una cola, esta vez en un aeropuerto, y recordando el encuentro anterior, me dijo que nunca más había vuelto a Frankfurt. Günther Grass y Ricardo Piglia también fueron una vez, ninguno de los dos volvió.

Entiendo que un escritor visite la feria en calidad de flâneur, intentando saciar su curiosidad, o buscando desentrañar los misteriosos y complejos hilos que se mueven detrás de la obra publicada.

Me gustaría saber qué piensan otros escritores más jóvenes, luego de conocer esa enorme feria-mercado. No recuerdo haber leído ningún testimonio de esas visitas. ¿Les habrá sido útil? Los autores en esta feria no tienen encuentros con sus lectores, y solo ven fugazmente a sus editores. Y si todavía no los tienen, no hay manera ni oportunidad de buscarlos allí.
Volviendo a lo de Saramago: yo, si fuera vaca, no querría que me llevaran a una visita guiada al matadero.

frankdurt 3

Anuncios

5 thoughts on “¿Es Frankfurt una feria para escritores?

  1. He leído hace años en una revista un interesante artículo de Julian Barnes en el que contaba sus impresiones sobre la feria. Lamento no recordar cuándo ni dónde. En una novela de Jay McInerney, Brightness Falls, también se cuenta largamente la experiencia de un escritor allí.
    Saludos.

    Me gusta

  2. Es muy interesante todo, yo soy una aficionada al lado de ustedes escribo literatura juvenil y de momento los tengo en espanol.free-ebooks.net , de momento se los descargan gratis. Todavia no he llegado a la edición en puntos mayusculas.
    Suerte para todos porque parece cuestión de suerte que gustes y quieran comprar…
    Saludos

    Me gusta

  3. Supongo que es una situación compleja. Es como cuando alguien con más experiencia te dice: “Cuidado con eso que brilla, es fuego y quema”. Desafortunadamente la mayoría sucumbiremos ante la tentación, aunque después de conocer las caricias de las llamas aceptemos que nos lo advirtieron…

    Me gusta

  4. Estimado Guillermo: como escritor no sé, porque no soy “famoso”. Pero como editor fui 7 veces a Frankfurt y puedo confirmar que es algo adictivo. Ya no podría separar los tantos, pero me gustaría volver como escritor, o como simple visitante. Pero ¿puedo serlo? No creo. Gracias por el post.

    Me gusta

  5. Creo que la feria es Industrial. Sin peyorativismos, pero se trata de eso. Y en lo Industrial, aunque sea industrial cultural, las vacas -sagradas o no- siempre se sentirán, creo, como en un matadero.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s