Fronteras infranqueables

¿Por qué no circulan entre los países de Latinoamérica, los libros de sus escritores?


zz. Fronteras ilustración Seguí

Elena Poniatowska a Juan Villoro: “¿Por qué crees que la literatura de nuestro continente latinoamericano está tan desconectada? ¿Por qué en México es imposible encontrar un libro latinoamericano, salvo los más famosos? ¿Por qué en Santiago de Chile, en Buenos Aires, casi no existen los mexicanos?”

Villoro: “porque eso depende de la forma de circulación literaria. Hoy en día los escritores viajamos más que nuestro libros. Si publicas en una editorial trasnacional, no necesariamente llevan tus libros a otros países de América Latina”

                                (Revista de la Universidad de México, abril 2016)

Seguir leyendo

Youtubers, la nueva forma de vender libros

1 logo youtubeGermán Garmendia, un chileno de 26 años, tiene un canal de YouTube con 28 millones de suscriptores, a quienes les recomienda –entre otras cosas— lo que tienen que leer. Sus consejos son tan determinantes para la venta de libros, que hoy los youtubers absorben toda la atención y gran parte del presupuesto de promoción, de las editoriales más poderosas. Les envían ejemplares de prensa antes de que la edición entre en circulación, los invitan a desayunos en sitios elegantes, donde le presentan autores y próximas publicaciones, los agasajan y los atienden con el mimo y la dedicación con el que se reimprimen y venden los libros que ellos recomiendan. En cuanto se puede, los convierten en autores de sus propios libros. Los youtubers, su estética y su nivel, no son una banalidad: son un horror. Seguir leyendo

Dilema para escritores: ¿una editorial grande o pequeña?

Los “nuevos” géneros literarios y la cuestión de la mid list

En el mundo de los libros –el del negocio de los libros- se ha resuelto el tema de los géneros literarios, al que tanto tiempo dedicaron académicos y pensadores, desde Aristóteles hasta Todorov. Una novela es literaria, comercial o comercial de calidad.

Las novelas se contratan, publican y promocionan según cómo la editorial las haya clasificado desde el primer momento, esto determinará la inversión, y así se ofrecerán luego a los libreros.

Seguir leyendo

Inventar un futuro

El dilema de la industria editorial Argentina

La industria editorial Argentina tiene un dilema a resolver: ¿quiere ser solamente la de un país consumidor –amplio y culto sin duda—, o generar una industria editorial potente que recupere los mercados externos que una vez tuvo, y así crecer?

Una industria editorial fuerte es un buen negocio, y además permite crear los canales comerciales imprescindibles para que los libros de los autores de un país puedan circular en otros.

Seguir leyendo

¿Cuánto vale una novela?

 

¿Cómo establecer el precio que paga un editor al autor por una novela o un libro de no ficción? ¿Por las horas de trabajo que le llevó escribirla? ¿El costo de los cigarrillos que consumió durante la escritura, como dijo García Márquez? ¿Las necesidades del autor? ¿Las expectativas del editor?

Una de las cuestiones más difíciles de la relación entre un autor y su editor, es el tema del dinero. Nada más difícil que ponerle precio a un manuscrito.

Lo que está en juego es la diferencia entre el valor y el precio de una obra.

“Solo el necio confunde valor y precio” escribió Machado y cantó Serrat.

Seguir leyendo

La cantidad de títulos publicados al año no es un indicador de fortaleza editorial, ni del nivel de lectura de un país.

No es una novedad que las estadísticas se utilizan para demostrar lo que a cada cual le conviene. No podemos evitar que lo hagan los políticos, como tampoco podemos evitarlos a ellos, pero entre profesionales del sector editorial nos conviene utilizarlas con la mayor responsabilidad que sea posible.

Es habitual que se mencione el número de títulos publicados al año, para mostrar la potencia editorial de un país y su nivel cultural. Pero esta cantidad poco tiene que ver con el estado de salud de la industria editorial ni con los índices de lectura.

Seguir leyendo

Ricardo Piglia, premio Formentor de las letras *

Los diarios x

Los agentes literarios parecemos gente extraña, tal vez porque nuestro trabajo consiste en hacer, sin aparecer. Nos movemos en un espacio intermedio que, por ser silencioso y de baja exposición, pareciera poco transparente, pero no es así. Hacemos de malos a veces y de conciliadores otras. Nos manejamos en esa banda de alta tensión, que existe entre dos protagonistas exclusivos: el autor y su editor.

Los editores y los escritores –dice Piglia en La Forma inicial-  tenemos un conflicto objetivo… Yo digo siempre: el que firma un contrato está en una posición débil. Y nosotros nos pasamos la vida firmando contratos. Un escritor siempre tiene tensiones con el editor, pero ahora me parece que esa tensión se agudiza, que todos estamos aprendiendo a negociar en una situación nueva.

Seguir leyendo